+34 93.304.2316 / 609.604.248 escuelahuber@gmail.com
  • darkblurbg
El signo de Tauro
  • Publicado el 19 abril, 2017

El signo de Tauro

En Aries se inicia un impulso, se concibe un pensamiento, se crea una idea. Esta idea se origina en la mente y en Tauro se traslada al cuerpo de deseos. En Tauro, el deseo, la aspiración o la voluntad recogen la idea, la elaboran y la llevan a la práctica. La festividad de la luna llena de Tauro es una de los más importantes del año. Está relacionada con Buda, que nació bajo este signo. En la religión budista, coincidiendo con la Festividad de Wesak, muchas personas peregrinan a un lugar determinado para recibir la bendición del Buda.


Volver al listado de noticias

El signo de TAURO

En Aries se inicia un impulso, se concibe un pensamiento, se crea una idea. Esta idea se origina en la mente y en Tauro se traslada al cuerpo de deseos. En Tauro, el deseo, la aspiración o la voluntad recogen la idea, la elaboran y la llevan a la práctica. Esto requiere el convencimiento interior de que el trabajo debe realizarse, la aceptación de las tareas vislumbradas, el aprovechamiento de las oportunidades reconocidas, la superación de la inercia, el olvido de los deseos egoístas y la disponibilidad a aceptar sacrificios para llevar a término la realización de la idea percibida.

 

La Festividad de Wesak

La festividad de la luna llena de Tauro es una de los más importantes del año. Está relacionada con Buda, que nació bajo este signo. En la religión budista, coincidiendo con la Festividad de Wesak, muchas personas peregrinan a un lugar determinado para recibir la bendición del Buda. Según una antigua tradición, durante esta festividad, en un pequeño valle de los Himalayas, los custodios del Plan en Shamballa entregan simbólicamente las ideas divinas a Cristo congregado con sus discípulos, a través del Buda iluminado. Esto, que se ha venido produciendo anualmente en el plano espiritual durante miles de años, supone que el Buda abandona su elevada posición y hace un sacrificio espiritual para trasmitir nuevas energías a la humanidad con el objeto de que ésta continúe su proceso de desarrollo.

Para tener una mejor comprensión del trabajo especial en el que podemos participar durante la meditación de esta luna llena, es recomendable tener un mayor conocimiento de este acontecimiento de transmisión y de transformación de energías espirituales. Una breve descripción de la ceremonia, que es la representación simbólica del proceso de transmisión, será de gran ayuda puesto que nos permitirá imaginar el proceso durante la meditación.

Buda aparece como un pequeño punto de luz en el cielo que se hace cada vez mayor a medida que se acerca a la Tierra. En un pequeño valle en forma de botella de los Himalayas, los discípulos congregados esperan en profunda meditación. Cristo está en el punto más alto, mirando hacia el Buda y preparado para recibir la transferencia de energía. El Buda da a Cristo su bendición, le transmite su mensaje iluminado y luego desaparece lentamente. A través de Cristo, las energías fluyen hacia la humanidad. Esta transmisión a la humanidad se celebra en junio, durante la luna llena de Géminis.

 

Las cuatro nobles verdades del Buda

Las enseñanzas del Buda están intensamente relacionadas con el signo de Tauro. Con sus cuatro nobles cerrar 38 Tauro verdades, Buda explicó las causas del sufrimiento del ser humano e indicó los medios por los que se podía eliminar. Su mensaje puede resumirse en unas pocas palabras que coinciden con la tarea espiritual de Tauro: «Dejad de identificaros con cosas materiales. Adoptad la adecuada orientación hacia los valores espirituales. No consideréis las posesiones y la existencia terrena como la única verdad. Seguid el noble óctuple sendero de las correctas relaciones con Dios y con los seres humanos, y de esta forma alcanzaréis la felicidad».

Este mensaje es tan válido hoy como cuando el Buda pronunció estas palabras en la Tierra. Sobre la base de las enseñanzas del Buda, Cristo fue capaz de establecer el amor en la Tierra. De esta forma se hizo posible para los seres humanos seguir el camino iluminado que conduce de regreso a la fuente divina de luz y amor.

 

La transmisión de energías

Buda, cuya festividad se celebra en la luna llena de mayo, actúa hoy como emisario de esa «Gran Vida» en la que vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Año tras año, desde que Buda alcanzó la iluminación se han realizado esfuerzos para intensificar la afluencia de verdadera luz hacia el mundo y para dirigirla hacia las mentes de los hombres en forma de sabiduría, capacidad de reconocimiento y comprensión. Cada luna llena de mayo, las fuerzas espirituales de nuestro planeta se han concentrado en este objetivo. Hoy podemos participar de forma consciente en la recepción de estas energías o cualidades de la luz, y en su transmisión a la humanidad. Queremos servir como transmisores conscientes de las energías espirituales que en estos días afluyen a la humanidad y nos esforzamos en el intento de percibir la voluntad divina o el Plan divino para el futuro cercano.

Este conocimiento justifica nuestro esfuerzo por encontrarnos aquí y meditar de forma conjunta. En realidad, la meditación del zodiaco es un trabajo de servicio a la humanidad que no persigue ningún tipo de objetivo personal.

Se transmiten cualidades de sabiduría, de inteligencia y de correcta actuación. En realidad, estas energías están siempre presentes en la Tierra pero en la luna llena de mayo son tan particularmente intensas que no sólo obtenemos una mayor comprensión de las mismas en relación con nuestra propia vida sino que también podemos pedir más luz y comprensión para aquéllos que son responsables del destino de la humanidad. Las energías de la iluminación siempre trabajan a través de aquéllos que aman verdaderamente a sus semejantes y que desean ayudarlos espiritualmente.


Las cualidades de Tauro

Podríamos preguntarnos por qué es precisamente Tauro, el signo que relacionamos con el gran proceso de transmisión de la Festividad de Wesak. Normalmente se considera que Tauro está más interesado en los valores cerrar 39 Tauro materiales de la existencia. Veamos las cualidades del signo de Tauro más de cerca y exploremos las conexiones. El signo de Tauro pertenece a la cruz fija y es un signo de tierra, por lo tanto, los nacidos bajo el signo de Tauro tienen una voluntad constante, son perseverantes, resistentes y poseen una naturaleza de deseos intensa. Ésta última puede dirigirse tanto a asuntos materiales como espirituales. La naturaleza de deseos o naturaleza emocional de una persona es el aspecto inferior de la voluntad espiritual y tiene un efecto rotundo cuando se dirige hacia un objetivo específico. A Tauro puede costarle decidirse por algo pero una vez lo ha hecho y su ambición y su interés han despertado, difí- cilmente renuncia a su propósito. Con su concentrada fuerza de voluntad puede conseguir con relativa facilidad cualquier cosa que se proponga. Con la influencia de Tauro, el cuerpo de deseos tiene la capacidad especial de «incorporar».

 

 

 

Para leer más sobre el signo de Aries CLICAR AQUI para descargar el libro de Louise Huber Reflexiones y Meditaciones sobre los signos del Zodíaco de donde se ha extraído este texto

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies